Fabricación e instalación de cierres de seguridad

Uno de los trabajos principales que ofrecemos en Persiandres, en A Coruña y Santiago de Compostela, es la fabricación y mantenimiento de persianas metálicas que sirven como cierres de seguridad para todo tipo de viviendas, oficinas, locales comerciales o naves industriales.

En nuestra empresa contamos con todo tipo de cierres de seguridad ya sea fabricados en aluminio, acero o acero galvanizado. Dependiendo de las necesidades y gustos de nuestros clientes, en Persiandres, por ejemplo ofrecemos modelos ciegos, con ventanas, microperforados...

El objetivo principal de los profesionales de Persiandres es lograr la satisfacción de cada cliente por ello nos adaptamos a sus necesidades y utilizamos materiales de primera calidad. De esta manera podemos garantizar la calidad, durabilidad y funcionalidad de todos los cierres metálicos de seguridad que fabricamos e instalamos.

Persianas galvanizadas

Las persianas galvanizadas son más duras y fuertes ante el paso del tiempo, especialmente si se trata de persianas metálicas. Las persianas galvanizadas aguantan mucho más las inclemencias del tiempo conservando su color sin oxidarse.

Pueden tener la lama ciega o microperforada. Ofrecemos a todos nuestros clientes una gran variedad de colores, acabados y tamaños, para que cada uno de ellos encuentre aquella que se adapta a sus gustos y a la construcción en la que la vamos a instalar.

Persianas en acero inoxidable

En Persiandres también tenemos persianas de seguridad fabricadas con acero inoxidable cuyos diseños permiten adaptarlas a cualquier tipo de arquitectura moderna y actual.

La particularidad principal de las persianas fabricadas en acero inoxidable es que tienen una gran resistencia al viento por lo que son perfectas para aquellos lugares en los cuales las condiciones meteorológicas no son las mejores.

Persianas de aluminio

Las persianas de aluminio son las ideales para conseguir un buen aislamiento tanto de frío, calor como del ruido exterior. Son más ligeras que las de PVC y muchísimo menos pesadas que cualquier persiana de madera.

El aluminio es el mejor material para persianas con grandes dimensiones y para la motorización de estas. Con el paso del tiempo las persianas de aluminio no suelen deformarse ni perder su color original ya que el tratamiento que se utiliza en su fabricación hace que las persianas sean fuertes y resistentes.